Lectura de contadores

El contador es el mecanismo que registra el consumo de agua potable de las viviendas. Sirve como base para la facturación del agua consumida y para ofrecer servicios adicionales mediante sistemas de lectura a distancia. Su mantenimiento y conservación es realizado por la empresa y, en consecuencia, el coste de sustitución del mismo está incluido en la factura del agua en el caso de una avería

La fiabilidad de la lectura del contador es fundamental para registrar correctamente el agua consumida a nivel individual y en todo el abastecimiento. Para ello, se siguen tres grandes máximas: ningún contador parado o averiado, ningún contador con más de 10 años de antigüedad a través de un plan de renovación permanente y todos los contadores que se instalan tienen gran precisión (volumétricos con R>=160).

Gestión inteligente de contadores

Global Omnium/Aguas de Valencia es el líder absoluto del mercado nacional en la gestión de contadores inteligentes. Actualmente tiene operativas  650.000 unidades.

Con la telelectura hemos realizado un cambio de modelo de negocio en la gestión del abastecimiento y afrontamos el reto de adecuar la gestión a las necesidades sociales, ambientales y económicas que plantea la realidad. En este sentido, los beneficios inherentes a esta gestión de contadores inteligentes son los siguientes:

  • Evitar molestias al no tener que acceder a los domicilios, salvo para inspecciones puntuales.
  • Reducir a niveles ínfimos la facturación de consumos estimados.
  • Alertar de posibles anomalías en las pautas de consumo que puedan ser debidas a fugas en la instalación interior.
  • Facilitar información detallada de los consumos con mayor periodicidad en la oficina virtual.
  • Reducir el periodo entre que un contador se avería y es sustituido.
  • Anticipar la detección de fugas en la red de abastecimiento realizando balances hídricos con consumos reales.

Líderes en gestión de abastecimientos mediante telelectura

Global Omnium/Aguas de Valencia tiene más de nueve años de experiencia en la gestión de abastecimientos mediante telelectura de contadores. Esto le convierte en una de las empresas líderes en implantación de esta tecnología a nivel mundial.

En Global Omnium/Aguas de Valencia se gestionan simultáneamente las lecturas por telelectura en red fija de seis tecnologías distintas en numerosas poblaciones. Se dispone de un parque de 650.000 unidades de manera que Valencia es la primera gran ciudad europea totalmente tele-leída con red fija.

Sin embargo, la instalación masiva de infraestructuras de telelectura no tiene efectos positivos sobre la operación y la calidad del servicio de agua (aparte de la no necesidad de acceder visualmente al contador y la eliminación de estimación de consumos) si dicha instalación no se acompaña de un plan de aprovechamiento y gestión de los datos de telelectura. Y en esto, también, Global Omnium/Aguas de Valencia es un referente internacional. El desarrollo de diferentes herramientas de software, que se alimentan del Big Data proporcionado por la infraestructura de telelectura, ha permitido al grupo obtener y ofrecer múltiples beneficios desde un punto de vista medioambiental y de calidad del servicio. 

Desde un punto de vista de operación de la red, la disposición de datos de consumo en tiempo cuasi-real, permite, entre otros:

  • Adaptar la producción de agua a la demanda, reduciendo la presión en la red y por tanto las fugas en la misma (aumentando el rendimiento);
  • Realizar balances hidráulicos para optimizar la detección de fugas y fraudes.

La implantacion de la telelectura, junto con la realización de labores de mantenimiento acordes a una mejor capacidad de detección de fugas, ha supuesto, en algunas localidades, incrementos del rendimiento hidráulico de la red desde valores alrededor del 70% a valores superiores al 86% en el periodo 2009-2013. Como consecuencia, se estima que se ha evitado anualmente en la red la fuga de un volumen de agua superior a 3.800.000 m3.

Desde el punto de vista de la calidad del servicio, entre otros:

  • Se elimina la necesidad de acceder a las propiedades privadas para la lectura visual de los contadores;
  • Se eliminan los consumos estimados;
  • Se generan servicios añadidos.

Gracias a la disposición de estos servicios adicionales, como el aviso de fugas interiores, con el parque implantado actualmente, se están detectando una media de 50 casos al mes que han evitado facturar a los clientes más de 22.000 m3/mes. Se estima ahorrar a los clientes más de 50.000 m3/mes, lo que conlleva la reducción del recurso necesario y, por tanto, una mejora de la eficiencia.

Más información